Divorcio: lo que debes saber

Conozca todos los trámites que tiene que realizar para evitar problemas a futuro

La cantidad de divorcios que hoy existe en nuestro país, y en el mundo en general, ha aumentado de tal manera, que incluso el promedio de años de matrimonio ha disminuido de manera increíble, cada día son menos las personas que celebran bodas de 10 años, ni hablar de bodas de plata y oro.

Pueden ser muchas las causas sociales que han llevado a este despegue, pero lo cierto, es que muchos después de casarse y de separarse no saben qué hacer. Hay personas que incluso pasan los años y siguen casados porque sólo de pensar en el trámite del divorcio, prefieren dilatarlo y seguir con sus vidas.

Pero divorciarse no es un trámite difícil si sabe qué es lo que tiene que hacer y acá le explicamos todo.

Pero ¿cómo se termina legalmente un matrimonio con la nueva ley que rige hoy en Chile?

La ley determina que existe 4 causas:

  • La muerte natural de alguno de los cónyuges.
  • La muerte presunta de alguno de los cónyuges (una persona que ha desaparecido tanto tiempo que se piensa está muerta). La muerte presunta debe ser declarada por un juez cumplidos los plazos que establece la ley.
  • Por sentencia firme de nulidad: se declara que el matrimonio jamás existió por no cumplirse los requisitos que señala la ley.
  • Por sentencia firme de divorcio: significa que sí existió matrimonio, pero se le puso término.

Por lo general, la gran mayoría de los trámites de divorcio hoy se realizan por la última, “sentencia firme de divorcio” es decir que existió el matrimonio y se le puso término.

Recuerde que tanto la nulidad como el divorcio se inician por medio de una demanda que da inicio a un juicio el cual se tramita ante los Tribunales de Familia. Suena un proceso largo y tedioso, pero con el tiempo la agilidad en la tramitación de éstos ha acotado los tiempos y los trámites.

La nueva ley elimina la incompetencia del Oficial del Registro Civil como causal de nulidad del matrimonio, causal que contemplaba la ley anterior y que permitía anular un matrimonio acreditando que no había sido celebrado ante el Oficial del Registro Civil correspondiente. No obstante, los juicios de nulidad de matrimonio ya iniciados al momento de entrar en vigencia la Ley 19.947, nueva Ley de Matrimonio Civil (17 de noviembre de 2004) podrán continuar tramitándose hasta su conclusión.

CON LA NUEVA LEY, ¿SE PUEDE SOLICITAR LA NULIDAD?

Sí, siempre que el matrimonio se haya celebrado bajo circunstancias muy precisas, como por ejemplo:

  • Si uno de los contrayentes, al momento de casarse, tenía menos de 16 años de edad.
  • Si el matrimonio no se celebró ante dos testigos hábiles.
  • Si alguno de los contrayentes al momento de casarse se encontraba casado con otra persona.
  • Si los contrayentes tienen un determinado grado de parentesco entre sí, como por ejemplo, si son hermanos, o madre e hijo.

¿CUÁLES SON LAS CAUSALES PARA PEDIR EL DIVORCIO?

Existen dos grupos de causales:

1. El cese de la convivencia: Es decir, que los cónyuges no hagan vida en común. En este caso el divorcio puede ser solicitado por ambos de común acuerdo, o bien sólo por uno de ellos.

Ambos cónyuges pueden pedir de común acuerdo el divorcio. Para ello debe haber transcurrido al menos un año desde el término de la vida en pareja, lo que debe ser acreditado en el juicio. Si el matrimonio se celebró después de la entrada en vigencia de la nueva Ley de Matrimonio Civil, esto es, 17 de noviembre de 2004, el cese de la convivencia deberá acreditarse con los instrumentos señalados en la citada ley, las que no rigen para los matrimonios celebrados con anterioridad a ella. Las partes deberán acompañar a su demanda un acuerdo que regule sus relaciones mutuas y respecto de sus hijos y bienes.

Sólo uno de los cónyuges puede solicitar el divorcio, sin el acuerdo del otro. Para ello deben haber transcurrido al menos tres años desde el cese de la convivencia en pareja, lo que debe ser acreditado en el juicio. Si el matrimonio se celebró después de la entrada en vigencia de la nueva Ley de Matrimonio Civil, Ley 19.947, el cese de la convivencia deberá acreditarse con los instrumentos señalados en la citada ley, las que no rigen para los matrimonios celebrados con anterioridad a ella. Lo relativo a las relaciones mutuas de los cónyuges, a sus hijos y bienes, será regulado en el juicio. En estos casos el juez puede negar el divorcio si el cónyuge que lo pide incumplió su obligación de alimentos, durante le cese de la convivencia

2. Conductas que infrinjan gravemente los deberes y obligaciones propias del matrimonio, o los deberes y obligaciones que se tienen respecto de los hijos, que tornen intolerable la vida en común. Por ejemplo:

  • Maltrato físico o psicológico grave, contra el cónyuge o los hijos.
  • Atentado contra la vida del cónyuge o hijos.
  • El incumplimiento grave y reiterado de los deberes de convivencia, socorro y fidelidad. Como por ejemplo el abandono reiterado del hogar común.
  • Conducta homosexual de uno de los cónyuges.
  • Alcoholismo o drogadicción que impida gravemente una convivencia armoniosa entre los cónyuges o entre éstos y los hijos.

Tratándose de esta causal, el divorcio lo puede solicitar el cónyuge afectado sin necesidad de esperar plazo alguno.

A diferencia de otros trámites que hoy existen que uno puede llevar a cabo sin la ayuda de un abogado, en lo que respecta al divorcio y la nulidad deben ser realizados por un abogado, y el tiempo que demore dependerá de algunas variables, por ejemplo la carga de trabajo del tribunal y la rapidez con que se encuentre y notifique al demandado. También dependerá de los temas que se discutan en el juicio; por ejemplo, si ambas partes solicitan el divorcio de común acuerdo, deberán acompañar un acuerdo completo y suficiente que regule sus relaciones mutuas y las referidas a sus hijos, lo que, de ser aprobado por el juez, podría reducir el tiempo de tramitación del proceso.

Una recomendación, hoy existen muchos abogados, por lo mismo, infórmese sobre los valores que puedan ofrecerles. Hay algunas promociones, pero tiene que ver la letra chica, porque por lo general estas promociones son sólo si ambos cónyuges están dispuestas a divorciarse y que ambos vivan en territorio chileno.

Alvaro Ramírez Barros
Abogado
Red Protege
+56 9 99138774

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Tiene alguna pregunta?

Abrir chat
1
¿En qué puedo ayudarte?
Hola! ¿En qué puedo ayudarte?